Carta a Gonzalo

Los vínculos no sólo se construyen con sangre.

Los vínculos se van formado a fuerza de acciones. Buenas, malas, y algunas otras que con el tiempo nos vamos dando cuenta que efecto lograron. No siempre el esperado. Y a veces ni siquiera sabemos bien el porqué de algunos.

Sólo el tiempo va poniendo cada cosa en su sitio. Y es así, que un día, nos encontramos compartiendo la vida con alguien que se convierte en nuestro compañero de camino. De esos que están siempre a mano cuando de tomar un mate se trata, o ante la tristeza más profunda.

Así es mi historia con mi hijo mayor, Gonzalo.

Alguien que me enseña cada día algo nuevo, que me acepta sin miramientos y me da los abrazos más lindos del universo!

Esta, fue una carta de cumpleaños que le escribí hace un tiempo, ya que nos toca vivir a muchos kilómetros uno del otro. Pero eso no impide que estemos cerca en el día a día

Camino difícil el transitado hasta aquí, hijo! Pero que maravilla habernos animado!

He escrito tantas cosas de mis hijos que no me queda mucho por decir..
Repito hasta el cansancio lo orgullosa que estoy de ellos, como si tuvieran como objetivo en la vida hacerme sentir asi.
No. Ellos no me (nos) deben nada.
Ellos vinieron a hacer su camino.
Pero, los que me tocaron, me han dado innumerables alegrías y algún que otro dolor de cabeza..
Hoy es el cumple de el mayor de ellos.
La verdad, en cuanto a madre, no le tocó la mejor versión mía, sin embargo, visto todo lo pasado por el tamiz del tiempo, me doy cuenta que él vino a enseñarme más de lo que yo le pude enseñar.
Nuestra relación, por momentos tormentosa y complicada, trascendió todos los momentos dolorosos y hoy goza de la mejor salud.
Es él quien lleva, desde hace ya bastante tiempo las riendas de este lazo que nos une mas allá de todo.
Estoy en un momento de mi vida, donde sentarme a hablar con este hijo me enriquece como persona y me gratifica el alma, mas allá de las diferencias, que las tenemos, y muchas.
Hoy, hijo, que quiero desearte feliz cumpleaños. Y de paso agradecerte.
Agradecerte por tu contención en cada abrazo.
Por tu sabiduría en cada consejo.
Por tu ternura en cada sonrisa (o carcajada)
Por tu paciencia ante mis crisis.
Por palabra certera ante la duda.
Por tu amor infinito en cada “buen día” en la distancia.
Tu presencia me llega cada día y me llena de un sentimiento de paz y tranquilidad que hace que cada despertar comience con una alegria.
Gracias por el hombre que sos, por ser un igual en algunos momentos y el pequeño revoltoso en otros.
Gracias por esa mezcla de adulto-niño que sos para mi cada día de mi vida.
Nos vemos pronto para festejar.
Contamos los dias.
Te quiero con todo mi corazón
Mamá 

06/01/2019

Publicado por sandramorenaruiz

Actriz en formación constante. Fotógrafa en crecimiento. Escritora de vivencias. Cincuenta y tantos y contando...

2 comentarios sobre “Carta a Gonzalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: